Inclusión de inmigrantes

por Olga Idone*

En: Ahora Educación , el 14 diciembre, 2015

todos

El Proyecto Inmigrantes, que lideramos un grupo de psicólogos de la Universidad CAECE, tiene como principal objetivo trabajar con una población de chicos, adolescentes y adultos los problemas que se plantean en la convivencia con inmigrantes y personas con diferentes características y modalidades, que dificultan una verdadera inclusión en los distintos lugares de la sociedad.  Para que los lectores de este artículo se puedan asomar al trabajo que llevamos a cabo,  vamos a relatarles algunas de las experiencias y resultados que obtuvimos al realizar los distintos talleres que organizamos. El siguiente ejemplo que relatamos a continuación es el que nos proporcionó otra visión de la realidad, muy distinta a la nuestra. Nos encontramos con una mamá y su hija de corta edad en una de las sedes de Caritas. Mientras la mamá esperaba que se abriera el taller en el que arreglaban ropa, no pudimos dejar de observarlas porque la niña tenía los zapatos, según nuestro criterio, puestos al revés. Al hacerle notar este “error”, nos enteramos primero de que eran oriundas de Perú. Después la madre miró los zapatos y señalándolos contestó: ¨no es un error, se los hago usar así para poder corregir los piecitos, para que se junten¨.

Fue impactante reconocer que lo que para algunos (nosotros) era un error, para otras personas constituía un recurso eficaz para corregir el problema de los piecitos.

El trabajo que estamos llevando adelante nos demanda un gran esfuerzo mental dado que debemos desplazarnos desde el lugar del etnocentrismo, hacia ese otro espacio desde donde puede vislumbrarse lo diverso.

En otra ocasión cuando realizamos talleres con chicos de doce a dieciocho años descubrimos que algunos de ellos no decían que vivían en villas, porque no querían ser discriminados.  En una escuela de la Boca, los chicos de séptimo grado pudieron abrirse y confesar algo que sentían con una compañera boliviana. Esa chica de tan sólo doce años desprendía de su cuerpo o de sus ropas un fuerte olor que incluso se seguía sintiendo aun estando a unos pasos de ella.

La discriminación no es la solución aunque es la respuesta más frecuente frente al diferente.

“Cuando me discriminan me siento así de chiquito”, dijo un chico de la escuela primaria, acompañando la palabra con un gesto que abarcaba el espacio entre el dedo índice y el pulgar, apenas un centímetro de distancia entre ambos dedos.

El siguiente párrafo pertenece al  libro Hombres en la calle  de O. Idone

“(…) Fue necesario el doloroso ejercicio de cambiar de lugar el eje e intentar poner entre paréntesis las propias certezas, ideas y prejuicios para describir lo novedoso de la experiencia.”

Elegimos el nombre Proyecto Inmigrantes. Diversidad e inclusión porque la población de inmigrantes, en su encuentro con la población de acogida, nos ofrece un marco de trabajo  que hace posible que el problema que estamos planteando se torne accesible y pasible de ser investigado y abarcado por las autoridades en cada contexto en particular.  Aunque claro, esta dificultad se encuentra, también, en la población de acogida.

¨Cuando se rechaza a alguien uno queda así de chiquitito¨

Nuestra sociedad, a lo largo de su historia, dio muestras sobradas de procesos de exclusión y eliminación del diferente según sus creencias, usos y costumbres.

A principios del Siglo XX  la Argentina se orientó a construir una identidad nacional mediante un proceso de adecuación del inmigrante a la sociedad receptora. Se requería que éste adquiriera la cultura, las costumbres y los modos de vida de la comunidad de acogida, dejando a un lado sus propias costumbres y creencias. De este modo, se suponía que se podía hacer desaparecer su condición de extraño diferente.

El diseño de distintos dispositivos  intentó modificar la subjetividad que los inmigrantes traían de sus países de origen, así como también los que ya poseían los nativos,  amalgamándolos en lo que se denominó crisol de razas.

Aceptar las  diferencias nos exige un trabajo mental prolongado y doloroso, por esta razón ideamos el  Proyecto Inmigrantes, diversidad e inclusión, desde el Departamento de Psicología y Ciencias Psicopedagógicas de la Universidad CAECE. El Equipo del Proyecto Inmigrantes, al momento de escribir este relato, está constituido por Olga Idone y  María de las Mercedes Fariña

Utilizamos la Metodología Taller con un doble objetivo: por un lado, esto nos permitía hacer visible la problemática, formulándola con la siguiente pregunta: ¿Por qué nos cuesta tanto aceptar las diferencias? La modalidad de Taller también nos abre la posibilidad de  continuar con la profundización del estudio de dicha problemática a partir de las respuestas de la población participante que se trabajan con ejercicios especialmente pautados para resolver o encarar la problemática.

¿En qué consiste nuestra metodología?

En un primer momento, cuando están todos los participantes juntos, alguien de nuestro grupo presenta el tema y hablamos brevemente de él. A continuación proyectamos un video.

¿En qué consiste este video?

El video es un disparador que primero muestra la lucha que se entabla entre un grupo de pájaros de la misma especie y un ¨pajarote¨ muy diferente a éstos. Esta diferencia entre unos y el otro le provoca al grupo un profundo temor que se nota por su vuelo irregular y alejado lo más posible del pájaro intruso. Pero en un momento dado, el video muestra como el pajarraco ha logrado posarse en un alambre en el que están “parados” todos los pájaros de esa misma especie. ¿Qué sucede? Bien, el pajarraco ha logrado posicionarse en el medio de este grupo. Los pájaros del grupo reaccionan picoteándolo, el pajarraco finalmente cae,  expulsado así del grupo pero los pájaros quedan, paradójicamente, desplumados y frágiles y caen al vacío. Esto provoca en los alumnos participantes risas y comentarios que luego analizaremos. Pero continuemos con el video: éste sigue mostrando ahora diferentes comunidades de personas provenientes de diferentes países. El foco está puesto en las diferencias entre colores de pelo y de piel, de vestimenta y de costumbres. Este video nos permite hablar con los integrantes de los grupos, compuestos por chicos en edad escolar, universitarios, maestros, profesores, psicólogos y otras disciplinas, sobre las sensaciones y sentimientos que les han provocado las imágenes proyectadas. Se dan un sinnúmero de respuestas, terminan conmovidos y movidos por lo que han visto y están listos para poder afrontar el tema de la discriminación.

Pero antes y para poder trabajar lo que han visto, proponemos la división de los participantes  en pequeños grupos conducidos por un coordinador que pertenece a nuestro grupo.  La función del coordinador es la de facilitar  la tarea  en el caso de que surgiese algún obstáculo o ausencia de las palabras justas para nombrar lo que sienten. El coordinador toma  nota de las distintas ideas, emociones y pensamientos que se le ocurrieron al grupo. Finalizamos cada encuentro con una reunión general de todos los subgrupos, donde escuchamos que surgió en cada grupo. Cuando esto último concluyó, hacemos una síntesis final que generalmente contiene sugerencias para las autoridades de un trabajo continuado en otras oportunidades futuras-

Hemos trabajo con una población de quinientos niños y adolescentes. En la actualidad estamos llevando a cabo los talleres también con los alumnos y docentes de la Universidad CAECE y con profesionales de distintos servicios de salud.  Cada uno de ellos pudo expresar sus ideas, experiencias y  emociones con entera libertad, tal el lugar que les corresponde según la calidad de sujeto que cada uno es, sin emitir por parte de nosotros ningún juicio de valor, que como dice Todorov,  es la condición que requiere la aceptación de las diferencias.

La respuesta más frecuente frente al  diferente es la discriminación. Pero esta respuesta no viene sin un resultado negativo. Surge en el que discrimina un correlato de emociones intensas, las cuales, de no ser canalizadas adecuadamente podrían llegar hasta a generar distintos trastornos como el aislamiento, distintas enfermedades psicosomáticas, ciertos trastornos de la alimentación y también daños físicos.

Aconsejamos a las autoridades la promoción de este tipo de encuentros que permiten, sin lugar a dudas, hablar de lo que no se habla.

¨Vergüenza es cuando te cargan y te dicen gordito.¨

¨Gracias por hacernos expresar lo que sentimos¨.

Estas dos oraciones son ejemplos de algunas de las expresiones de los integrantes que participan y participaron de los talleres que organizamos.

En esta primera etapa que abarca más de dos años de trabajo, plasmamos los resultados en un Poster que presentamos en el Congreso Internacional organizado por  AASM (Asociación Argentina de Salud Mental) en el mes de agosto del año 2015 y por el cual recibimos el Primer Premio.

Ese reconocimiento y ese estímulo  nos impulsa a seguir trabajando.

*Universidad CAECE

                                                                                                    proyectoinmigrantes@caece.edu.ar

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s